Monthly Archives: noviembre 2005

Posición de la Asamblea de Gualeguaychú Respecto al Proceso de Consulta

Considerando el desembarco en la Argentina y en el Uruguay de la consultora Consensus Building International (CBI) contratada por la CFI para realizar una consulta con los afectados por la instalación de las plantas de celulosa, la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychu quiere expresar públicamente su posición respecto al proceso de consulta, a la relación de este con el estudio de impacto ambiental transfronterizo y acumulativo, dispuesto por la Corporación Financiera Internacional (CFI), y respecto a las condiciones previas que deben existir antes de que la Asamblea acepte participar en una consulta.

Observamos y nos preocupa que esta “consulta” se está llevando a cabo de manera extremadamente acelerada, sin reglas claras sobre la naturaleza ni los tiempos del proceso, sin claridad sobre lo que implica la participación de los afectados y más precisamente, cómo la CFI tomará en cuenta las múltiples preocupaciones y estudios existentes y por realizar sobre los esperados impactos negativos de la producción de celulosa por las empresas Botnia y ENCE en la margen oriental del Río Uruguay.

La Ombudsman (CAO – organismo de control de proyectos de la CFI), recientemente publicó su informe sobre su visita a la localidad revisando los puntos de la demanda presentada por el gobierno de Entre Ríos, 39.633 personas de Gualeguaychú, más ONGs de Argentina y Uruguay, y sostiene que las preocupaciones de los firmantes por los posibles impactos ambientales, sociales y económicos que tendrán estas fábricas para las comunidades locales, son legítimas y coherentes. También indica que la construcción de confianza entre los afectados que genera o deja de generar la CFI por sus actos en el proceso actual, es clave para el éxito o el fracaso de la resolución del conflicto.

La CAO también ha expresado reiteradamente su recomendación de que se establezcan pautas claras y acordadas entre las partes para poder llevar a cabo un proceso de consulta que sea legítimo, que tenga la participación plena de los interesados, y que demuestre que la CFI está dispuesta a incorporar la opinión de los afectados de manera real y efectiva. Concordamos con estas observaciones y sostenemos nuestra posición en el marco de legalidad del informe de la CAO.

La Asamblea, haciendo eco y de acuerdo con la opinión de la CAO, condiciona su participación en cualquier consulta a que la misma sea clara, creíble y transparente y basada en las recomendaciones de la CAO y que permita los tiempos necesarios para llevar a cabo un proceso de consulta legítimo y real. Para ello, la Asamblea respetuosamente solicita a la CFI a acordar con los afectados reunidos en esta Asamblea, las reglas de participación debiendo establecer:

  • Las condiciones bajo las cuales los interesados participarán en la consulta

  • La metodología que se utilizará en la consulta

  • Quién llevará a cabo la consulta y bajo qué términos

  • Cómo se recepcionarán las opiniones de los consultados y qué incidencia tendrán en el proceso

  • Cuales serán los tiempos establecidos para la consulta y las oportunidades brindadas a los consultados para responder a las conclusiones del estudio de impacto acumulativo y a las conclusiones de la consulta

  • Qué relación tendrá la consulta de los afectados con los estudios de impacto acumulativo

  • Qué oportunidades tendrán los afectados de brindar información complementaria al estudio de impacto acumulativo y como será incorporada y/o tratada esta información por la CFI

  • Que se respeten las pautas y condiciones recomendadas por la CAO respecto a la consulta y la medición de impacto acumulativo.

La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú manifiesta lo que sigue, con referencia a recientes expresiones del Presidente de la República Oriental del Uruguay y al silencio del Presidente de la República Argentina:

REPUDIO

 

La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú manifiesta lo que sigue, con referencia a recientes expresiones del Presidente de la República Oriental del Uruguay y al silencio del Presidente de la República Argentina:

 

1º REPUDIA las expresiones del Dr. Tabaré Vázquez, en las que afirma que no dará marcha atrás en la construcción de las fábricas celulósicas de ENCE y de BOTNIA, en las márgenes del Río Uruguay, frente a la ciudad de Gualeguaychú, y le solicita que no traicione al Pueblo Uruguayo, al que le prometió defender el medio ambiente y la vida sana, y que no mienta, a sabiendas, al Pueblo Argentino en nuestro propio suelo, afirmando que las plantas que defiende no son contaminantes.

 

2º RECUERDA al Dr. Kirchner su público compromiso de hacer de la lucha contra ENCE y BOTNIA una causa nacional, por lo que no puede permitir callado que Tabaré Vázquez nos ofenda en nuestro propio suelo.

 

3º REITERA que a la ciudadanía de Gualeguaychú, no la van a conformar con promesas de controles o monitoreos y que la única solución a este conflicto será que ENCE y BOTNIA se vayan de aquí.

 

SI A LA VIDA…NO A LAS PAPELERAS!!!!!

 

ASAMBLEA CIUDADANA AMBIENTAL DE GUALEGUAYCHÚ

22 de noviembre de 2005

La Aduana bloqueó la exportación a Uruguay de una estructura para una de las papeleras

Viernes 11 de noviembre, 12:55 PM

 

BUENOS AIRES, nov 11 (DyN) – La Aduana bloqueó el envío a Uruguay de una estructura que iba a ser utilizada para el montaje de una de las plantas papeleras sobre la costa del Río Uruguay, frente a la ciudad entrerriana de Gualeguaychú.

Así lo confirmó hoy el director general de Aduanas, Ricardo Echegaray, quien explicó que la decisión se enmarcó en la aplicación de normas no económicas que tiene la Aduana en materia de medio ambiente y salud pública de la población.

“La Aduana bloqueó la exportación a Uruguay de una estructura de instalación de turbinas y otra de línea de fibra que una empresa constructora argentina pretende exportar al vecino país, con destino a la firma finlandesa Botnia, responsable del montaje de una planta papelera en Fray Bentos”, señaló Echegaray.

LS CC

Agencia DyN.

La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychu informa:

La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychu informa:

1.- Al tomar conocimiento de la propuesta del Sr. Gobernador, para el cargo de la CARU al profesor Horacio Melo, la Asamblea informa que no ha impulsado ni propuesto a ningún miembro para dicho puesto, ni para ningún otro cargo político.2.-La Asamblea reitera al Sr. Canciller Don Rafael Bielsa y al Sr. Gobernador de la Provincia, el pedido ya expresado de renovar íntegramente la Delegación en la CARU.

3.- Esta Asamblea, como emergente de la sociedad civil, ratifica su independencia de los poderes públicos y reivindica que su único compromiso es con nuestra comunidad y con el objetivo de la lucha que nos convoca: NO A LAS PAPELERAS.

4.- La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú ante la propuesta ofrecida al Profesor Horacio Melo le desea éxito en su nueva gestión personal.

 

El ambientalista Horacio Melo a un paso de representar a la Cancillería Argentina en la CARU

November 9, 2005, 3:54 pm

El ambientalista y miembro de la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú Horacio Melo confirmó que “aceptaría ser miembro de la Comisión Administradora del Río Uruguay”, tal como lo propuso el gobernador, Jorge Busti. Si bien admitió que se produjeron diferencias en la entidad por este tema, dijo que entiende las posturas “porque es una decisión de la Asamblea mantenerse al margen de una cuestión política partidaria”. En tanto, aclaró que aun no está confirmado si participará el viernes del encuentro con Busti y los legisladores entrerrianos.
Luego que el gobernador reconociera que propuso el nombre del ambientalista y el de un ingeniero de Concepción del Uruguay para representar a la Cancillería Argentina en la CARU, en diálogo con AIM Melo adelantó que “aceptaría el cargo, pero está pendiente la decisión de Cancillería”.

En cuanto a las actividades que debería realizar en la comisión, expresó que “quedan sujetas a una reunión que tendría con el gobernador, pero yo me muevo en el tema ambiental” y aclaró que desconoce los tiempos para que esta situación se defina.

Además, aseveró que se generaron divergencias al interior de la Asamblea por este tema. “Se desató el debate porque soy miembro de la Asamblea, pero antes de esto soy integrante de la Red Socio Ambiental, y el miedo que existe es que se crea que mi participación en la CARU es porque la Asamblea propuso mi nombre”, explicó al respecto, aunque reconoció que “eso es respetable porque es una decisión de la Asamblea mantenerse al margen de una cuestión política partidaria. Pero dentro de la entidad hay funcionarios municipales y a pesar de esto algunos entendían que la vinculación con este cargo podría perjudicarlos”.

De todas maneras, aclaró que “no hubo ningún pedido para que abandone la Asamblea si acepto el cargo en la CARU”.

Asambleístas con Busti

En tanto, al ser consultado si formará parte el viernes de la reunión que presidirá el gobernador, a las 18, y de la que participarán los diputados nacionales por Entre Ríos de todos los partidos políticos y la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú, contestó: “no sé si participaré porque la Asamblea tiene que resolver quienes serán los cinco miembros que irán”.

De todas maneras, explicó que “el encuentro será para seguir analizando la temática que nos preocupa en torno a las pasteras y ver de que forma podemos parar este emprendimiento”.

La Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú estará en Concordia

LOCALES 8/11/2005
Conferencia en la Escuela Normal sobre las papeleras uruguayas


Integrantes de la Asamblea Ciudadana que impulsa la resistencia a la instalación en Uruguay de plantas de fabricación de pasta celulósica estarán el próximo viernes 18 por la noche en nuestra ciudad para disertar sobre el impacto que tendrá en al región la puesta en marcha de los establecimientos que construyen ENCE y Botnia.

Con la intención de esclarecer a la comunidad de Concordia sobre la repercusión que tendrá sobre el medio ambiente de nuestra región la puesta en marcha de las plantas procesadoras de pasta de celulosa que las empresas ENCE y Botnia construyen en cercanías de Fray Bentos, frente a la localidad entrerriana de Gualeguaychú, los integrantes de la Asamblea Ciudadana de esta ciudad entrerriana celebrarán en la noche del próximo viernes 18 de noviembre, a partir de las 20, una conferencia en el Salón de Actos de la Escuela Normal, ubicada en Sarmiento 530.

Bajo el lema “Papeleras: ¿un futuro para quién?”, la delegación encabezada por Horacio Melo, de la cual forman parte técnicos y científicos especializados en temas medioambientales, presentará un video de unos veinte minutos de duración, sobre las consecuencias que traería aparejada la instalación de las pasteras que las firmas Empresa Nacional Celulosa de España (ENCE) y Botnia (de Finlandia) están erigiendo en el paraje M’Bopicuá, distante a escasos kilómetros de la ciudad de Fray Bentos, Cabecera del Departamento Río Negro de la República Oriental del Uruguay.

Los asambleístas se han propuesto recorrer las localidades de la Costa del Río Uruguay para despertar la conciencia de sus habitantes sobre los peligros que implica, tanto para el entorno como para los seres humanos, la actividad que las plantas de ENCE y Botnia llevarán a cabo -dada la toxicidad de las sustancias empleadas en el blanqueo de la pasta de papel- , cuyo impacto no podría efectivamente mensurarse dado que no existen en el mundo antecedentes de una explotación a la escala como la que se proponen procesar las industrias mencionadas.

Previamente al evento a realizarse en la Normal, organizado conjuntamente por la Asociación de Profesores de Ciencias Sociales, la Unión de Estudiantes y Egresados Terciarios y la Asociación de Profesionales de Medios de Comunicación, los integrantes de la Asamblea Ciudadana de Gualeguaychú ofrecerán a las 19 una conferencia de prensa en la sede de la Sociedad Mutual de Músicos, Sarmiento 563, para tomar contacto con los medios locales.

CONSEJO COORDINADOR DE CAJAS DE PREVISION Y SEGURIDAD DE ABOGADOS Y PROCURADORES DE LA REPUBLICA ARGENTINA R E S U E L V E: EXPRESAR SU MAS AMPLIO APOYO a las gestiones que realizan el Colegio de Abogados de Entre Ríos, y su Delegación Gualeguaychú, la Caja Forense de la Provincia de Entre Ríos, en defensa del medio ambiente en la ribera del Río Uruguay.-

VISTO:

Que desde los distintos estamentos de la sociedad entrerriana se han formulado severas críticas al proyecto del Gobierno de la República Oriental del Uruguay para la instalación de dos plantas papeleras en la ribera del Río Uruguay, y

CONSIDERANDO:

Que de concretarse tal emprendimiento traerá aparejado gravísimas consecuencias para el medio ambiente y a la salud de las personas, además de afectar la convivencia entre dos pueblos hermanados a través de la historia y los afectos.

Que el gobierno y el poder político del Uruguay han dado muestra de querer hacer realidad la elaboración de pasta celulósica a las márgenes del Río Uruguay afectando principalmente al pueblo entrerriano, que el proyecto es violatorio del Derecho Internacional, especialmente del Tratado y el Estatuto del Río Uruguay, toda vez que este tipo de emprendimiento industrial es mundialmente reconocidos por la alta peligrosidad para el medio ambiente y la salud de los pobladores ribereños.-

Que la propia Unión Europea ha impuesto severas restricciones para su instalación en sus países de origen,

Por ello el;

CONSEJO COORDINADOR DE CAJAS DE PREVISION Y SEGURIDAD DE ABOGADOS Y PROCURADORES DE LA REPUBLICA ARGENTINA

R E S U E L V E:

PRIMERO: EXPRESAR SU MAS AMPLIO APOYO a las gestiones que realizan el Colegio de Abogados de Entre Ríos, y su Delegación Gualeguaychú, la Caja Forense de la Provincia de Entre Ríos, en defensa del medio ambiente en la ribera del Río Uruguay.-

SEGUNDO: HACER SUYO EL PRONUNCIAMIENTO DE LA FEDERACION ARGENTINA DE COLEGIOS DE ABOGADOS (F.A.C.A.) dado en la ciudad de Ushuaia, Provincia de Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur, atento a la violación del Derecho Internacional y en especial el Tratado y el Estatuto del Río Uruguay.-

TERCERO: EXHORTAR AL GOBIERNO DE LA NACION HERMANA, la paralización de los trámites para la concreción de tales obras, hasta tanto los estudios sobre los posibles impactos transfronterizos puedan ser completados y correctamente evaluados por organismos internacionales de consultas sobre el medio ambiente.- Sin dejar de lado el permanente diálogo con la República Oriental del Uruguay.-

CUARTO: COMUNIQUESE, al Gobierno y al Pueblo de Entre Ríos y en especial a las instituciones de la abogacía de esa provincia, a la F.A.C.A. y publíquese.-

San Miguel de Tucumán, 8 de Noviembre de 2005.-

Dr. LUIS ALBERTO RUESJAS

PRESIDENTE

Declaración del Pueblo de San Carlos

Declaración del Pueblo de San Carlos español

Sobre la base del Preámbulo Argentino

Nosotros, el pueblo del departamento de San Carlos, autoconvocados en asamblea permanente, por conciencia y convicción de los vecinos que lo habitamos, en defensa de nuestra calidad de vida; con el objeto de resguardar el agua pura, prevenir la contaminación ambiental, evitar el saqueo minero, proveer a la defensa de los intereses argentinos, promover el legítimo progreso técnico y económico, y asegurar la autodeterminación de los pueblos, para nosotros, para nuestros hijos, y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo sancarlino; preservando el ambiente sano, fuente de nuestra cultura agrícola ganadera, decidimos, determinamos y declaramos: NO a la minería contaminante.

Marcha del domingo 6 de noviembre del 2005 / Vecinos Autoconvocados de San Carlos – Mendoza – Argentina

Declaraçao do Povo de São Carlos portugués

Com base ao Prologo da Constituiçao Argentina

Nós, o povo do município de São Carlos, que nos convocamos a uma assembléia permanente, chegando assim por uma consciência e convicção dos própios vizinhos que aqui vivimos, em defesa da nossa qualidade de vida; tendo como objetivo de preservar a água pura, prevenir a contaminação do meio ambiente, evitar o roubo do minério, ter o necessário para a defesa dos interesses argentinos, promover o legítimo processo técnico e econômico, e assegurar a capacidade de que os nossos municípios se governem, para nós, para os nossos filhos e para todos os homens do mundo que queiram morar na terra sancarlino; preservando assim com saúde o meio ambiente, que é fonte da cultura do plantio e criação do gado, decidimos, predeterminamos e declaramos: NÃO à mineira que contamina.

Marcha do Domingo, dia 6 de Novembro de 2005 / Vizinhos que se convocaram São Carlos – Mendonza – Argentina

Dichiarazione del popolo di San Carlos italiano

Sulla base del Preambulo Argentino

Noi, el popolo del comune di San Carlos, autoconvocati in assemblea permanente, a coscienza e convinzione delle persone che in esso viviamo, in difesa della nosta qualità di vita; con l’obiettivo di Proteggere l’acqua pura, prevenirre la contaminazione ambientale, evitare il sacheggiamento di minerali della nostra terra, provvedere alla difesa degli interessi degli argentini, prommuovere il legittimo progresso tecnico ed economico, ed assicurare l’autodeterminazione dei popoli, per noi, per i nostri figli, e per tutte le persone del mondo che vogliano vivere in suolo sancarlino; preservando il ambiente sano, già che è la fonte della nostra cultura agrícola e di allevamento di bestiame, decidiamo, determiniamo e dichiariamo: NO alla miniera contaminante.

Manifestazione domenica 06 de Novembre 2005 / Vicini Autoconvocati di San Carlos – Mendoza – Argentina

Declaration of the people from San Carlos inglés

On the base the Argentinian Preamble

We, the people from San Carlos city, Joined in permanent assembly self-assured and with the conviction of the neighbours who live in it, in defense of our quality of live with the purpose of preserving Pure Water, preventing environmental pollution, avoiding mining industry looting, aiming to the defense of Argentinian rights, tending to get technical and economic progress, and assuring the people’s self-determination, for ourselves, our children and for all mankind who want to settle in our land, preserving a healthy environment, origin of our cattle and agricultural resources we state, determine and firmly declare: NO mining pollution.

Protest parade on Sunday, 6 November, 2005 / Vecinos Autoconvocados de San Carlos – Mendoza – Argentina

Celulosa y forestación: dos caras de un modelo depredador

 

Raúl Zibechi
Ecoportal.net
La Fogata

Sobre un escenario instalado en el centro de Montevideo, el escritor Eduardo Galeano se dirigía en tono calmo a la multitud: “Hay decisiones que se toman en 15 minutos pero tienen consecuencias durante siglos”. Era el 27 de mayo, cuando se realizó una movilización contra la instalación de dos grandes fábricas de celulosa en las orillas del río Uruguay. No era la primera vez que las organizaciones ecologistas y sociales salían a la calle a manifestar su desacuerdo con dos megaproyectos que amenazan con contaminar el principal río del país, que además es compartido con Argentina, pero era el primero que se realizaba bajo un gobierno progresista o de izquierda. Por eso Galeano fue cauteloso: “Antes de tomar una decisión que nos parece grave y que puede implicar el envenenamiento del río y la reducción del poco humus que nos queda en la tierra, esto que va pudrir las aguas y secar las tierras, que es la experiencia triste que han dejado las fábricas de celulosa en Chile y Argentina, antes de tomar una decisión… piensen mucho lo que van a hacer.”
Sin embargo el gobierno de Tabaré Vázquez decidió autorizar la construcción de las plantas de la española Ence y la finlandesa Botnia. No sólo no escuchó a las organizaciones sociales, sindicatos, grupos ecologistas y profesionales universitarios, que demandaban tiempo y diálogo para profundizar los estudios de impacto ambiental, sino que tampoco escuchó al gobierno argentino, cuyo país se verá también perjudicado por la instalación de las plantas. El conflicto diplomático entre Uruguay y Argentina se arrastra desde hace tres años, pero en los últimos meses generó fuertes disputas entre los gobiernos de Néstor Kirchner y Vázquez.
El problema es que entre ambos países existen acuerdos firmados –como el Estatuto del Río Uruguay, regulado por una Comisión Administradora binacional– que estipula que si alguna de las partes proyecta obras que afecten la navegación, el régimen del río o la calidad de sus aguas, deberá comunicarlo a la Comisión. Si ambos países no llegaran a un acuerdo, puede llevarse el caso a la Corte Internacional de Justicia. Pero los gobernantes uruguayos nunca hicieron el planteo a los argentinos, porque estaban conscientes de que la respuesta iba a ser negativa. En todo caso, prefirieron violar los acuerdos internacionales a dejar de lado las inversiones que prometen las empresas de celulosa.
El 14 de setiembre, un fiscal de la justicia uruguaya presentó una demanda al ministerio de Medio Ambiente [1] en la que exige la prohibición de la instalación de Botnia por “la omisión en el cumplimiento de su deber de protección del medio ambiente y que se prohíba la instalación y la operativa de la planta.” El fiscal considera que los derechos ambientales de los uruguayos serían violados por la que será la fábrica de celulosa “de mayor volumen de producción en el mundo.” [2]

Monocultivo forestal

El diez por ciento de la superficie cultivable de Uruguay está sembrada con árboles para la producción de celulosa. El monocultivo de eucaliptus desplazó la importante producción cerealera (trigo, cebada, lino, girasol) que llegó a ser uno de los principales rubros de exportación del país. La fiebre forestadora se inició hace 16 años, impulsada por el modelo neoliberal y de la mano de organismos como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En ese momento la tonelada de madera pulpable se cotizaba a 60 dólares en el mercado internacional y la demanda era importante. En la visión de los organismos financieros, la tala indiscriminada de madera pulpable, a razón de 15 millones de hectáreas anuales en el mundo, imponía la sustitución de los bosques tropicales como insumo principal para la producción de papel y cartón.
Uruguay fue visualizado –entre otros países del tercer mundo– como un productor potencialmente importante de madera pulpable, y los gobiernos nacionales, a partir de 1988, siguieron al pie de la letra las recomendaciones de los organismos internacionales. Una de ellas consiste en los subsidios que otorga el Estado: 50% del costo de la forestación; créditos a muy bajo interés con una gracia de hasta diez años; exoneración de impuestos nacionales y municipales, y realización de obras de infraestructura (puentes, puertos, carreteras y ferrocarriles) para facilitar el transporte y la exportación de madera. En apenas 12 años el Estado uruguayo invirtió más de 500 millones de dólares (entre desembolsos directos e impuestos no recibidos) en apoyo a la forestación, casi un 4% del Producto Bruto Interno (PBI) anual del país.
[3]
Los resultados de semejante inversión –que se ha hecho a costa de reducir los gastos en educación y salud de los uruguayos– han sido claramente negativos. Como muchos países siguieron las recomendaciones del BID y el Banco Mundial, la oferta mundial de madera pulpable creció y los precios bajaron a menos de la mitad de lo que habían alcanzado en el momento en el que se promovió la forestación masiva como negocio “seguro, rentable y confiable.” Ahora, con un precio que oscila entre 23 y 28 dólares la tonelada, muchos pequeños inversionistas privados no han podido recuperar la inversión.
En tanto, las grandes empresas ejercen una doble presión: para que el Estado construya grandes obras de infraestructura (al puerto de Montevideo ingresa un camión de 45 toneladas con madera cada cinco minutos) y ahora para que se construyan fábricas de celulosa para compensar la caída del precio de madera en bruto. Los principales forestadores son también los que instalarán las grandes fábricas: Weyerhaeuser, de Estados Unidos, posee 130.000 hectáreas de monocultivo forestal, la finlandesa Botnia tiene 57.000 y la española Ence otras 50.000.
Diversos estudios aseguran que los monocultivos forestales generan graves problemas al país. El monocultivo forestal expulsa población rural, ya que ocupa el último lugar en cuanto a empleo por hectárea: apenas cuatro trabajadores cada mil hectáreas, frente a seis que ocupa la ganadería extensiva, ocho el arroz y, en el extremo opuesto, 133 trabajadores por cada mil hectáreas la horticultura, 165 la viticultura y 211 la avicultura. Además, el avance de los cultivos forestales impide a los campesinos seguir cultivando sus tierras, porque resecan los suelos que quedan inaptos para la agricultura, y las fuentes de agua desaparecen.
Por otro lado, la Asociación de Inspectores de Trabajo del Uruguay (AITU) realizó una investigación que demuestra que unos 6.000 trabajadores forestales viven en condiciones de semi esclavitud. Un trabajador especializado que maneja la motosierra, que debe pagar de su propio bolsillo, gana apenas 5 dólares diarios, siendo el salario más elevado entre los forestales. Los inspectores concluyen: “El sistema es prácticamente de esclavitud. Pasan meses y meses sin recibir prácticamente nada en un ciclo en el cual ellos cortan, duermen, le mandan comida a la familia y no ven un peso. Duermen en condiciones infrahumanas, debajo de carpas casi siempre hechas con simples trozos de nailon y sobre el piso de tierra”
[4].
En cuanto al impacto de la forestación sobre los suelos, un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República establece que luego de 25 años de forestación con eucaliptos los resultados son graves.
[5] Los suelos se han vuelto más ácidos: mientras las praderas uruguayas tienen un pH de 6,5 a 6,8, los predios que tienen plantaciones forestales mostraron valores de 3,8 a 4. El eucalipto extrae grandes cantidades de calcio del suelo, contribuyendo a que el pH descienda, lo que provoca que el suelo sea menos permeable por la proliferación de hongos y micelios, que impiden que el agua penetre en la tierra aumentando así la erosión. Otros resultados, según el estudio, son la disminución de la fertilidad, del contenido de materia orgánica, y cambios irreversibles en la textura y estructura de los suelos.
Un estudio realizado en Chile demuestra que las regiones forestales son las que más se han empobrecido. Entre 1994 y 1998 algunas zonas con alto impacto de la forestación han registrado un crecimiento de la pobreza y la indigencia hasta en un 29%.
[6] Chile, con más de dos millones de hectáreas forestadas, ha sido definido como el “modelo forestal” a seguir. Sin embargo, el estudio revela que los municipios donde el aumento de la pobreza ha sido mayor son aquellos en los que además de cultivos forestales hay plantas de celulosa y papel, como la Comuna de Constitución y la Comuna de Nacimiento, en el sur del país.
Por lo menos dos ministros del actual gobierno uruguayo (el de Ganadería, José Mujica, y el de Trabajo, Eduardo Bonomi) han declarado la necesidad de poner límites a la forestación. Mujica señaló que la forestación degrada los suelos y se mostró contrario a seguir beneficiando a las multinacionales forestadoras con generosos subsidios. En tanto, Bonomi denunció las condiciones irregulares de trabajo, la “tercerización y subcontratación irresponsable” que se registra en el sector y aseguró que el Estado va a comenzar a controlar el trabajo en ese sector.
[7]

Celulosa y contaminación

Durante la campaña electoral de 2004, que llevó a la presidencia a Tabaré Vázquez, la izquierda (Encuentro Progresista-Frente Amplio) no quiso debatir en público sobre la construcción de las dos plantas de celulosa. Desde 1996 existe en la ciudad de Fray Bentos, donde se instarán las dos fábricas, el Movimiento por la Vida, el Trabajo y un Desarrollo Sustentable, cuyas principales dirigentes son mujeres militantes de la izquierda. Pese a ello, Vázquez nunca quiso recibirlas y se negó a debatir el tema.
Aunque el 60% de los uruguayos se oponen a las plantas de celulosa, la mayoría de los habitantes de Fray Bentos (unos 23.000) están a favor ya que los 600 puestos de trabajo que crearían las dos fábricas serían un respiro a la elevada desocupación que sufren. Sin embargo, los ambientalistas argumentan que la contaminación afectará a las 2.000 personas que viven del turismo en la zona, así como a la pesca artesanal en el río Uruguay. Son más que temores sin fundamento: en Chile, el gobierno decidió el cierre de la celulosa de Arauco al comprobar que fue responsable de la muerte de dos mil cisnes de cuello negro que son una atracción turística en la zona.
Lo cierto es que una sola de las fábricas verterá al río 200 toneladas anuales de nitrógeno y 20 toneladas de fósforo, además de las emisiones de dioxinas y furanos.
[8] Greenpeace Argentina ha elaborado una lista para promover la Producción Limpia de papel, que incluye la eliminación del cloro en el proceso de blanqueo de la pasta de papel y su sustitución por oxígeno; eliminar los efluentes contaminantes, reciclándolos dentro del proceso; aumentar los porcentajes de papel reciclado en los papeles en venta y exigir la explotación sostenible de los recursos forestales.[9] Ninguna de estas recomendaciones ha sido tenida en cuenta.
Lo que llama la atención es que pese a las evidencias, la Dirección de Medio Ambiente de Uruguay aprobó –con algunas observaciones– la instalación de las plantas de Ence y Botnia. Más extraño aún es que el presidente Vázquez haya aceptado reunirse con los ejecutivos de Botnia pero nunca lo haya hecho con los ambientalistas y los movimientos sociales que se oponen a las fábricas. Éste es uno de los puntos clave, que muestra que los gobiernos de centro-izquierda de la región no tienen el menor interés en dar pasos serios para abandonar el modelo neoliberal.
Para el ministro de Economía uruguayo, Danilo Astori, los 1.100 millones de dólares que invertirá Botnia suponen un crecimiento del 1,6 por ciento del PBI pero, sobre todo, serán una buena señal para los inversores internacionales a los cuales el gobierno aspira atraer para resolver la crisis económica del país.
[10] Sin embargo, por lo menos la mitad de la “inversión” total es dinero que nunca saldrá de Finlandia ya que corresponde a la parte que se invertirá en maquinaria.
El profesor de economía ecológica Carlos Pérez Arrarte estima que el único “valor agregado” que aportarán las plantas de celulosa son unos 270 puestos de trabajo cada una. En efecto, estima que el precio que las fábricas pagarán a los cultivadores de eucaliptos será el mismo, o menor aún, que el que se paga en el mercado internacional; que en la medida que las empresas están en “zonas francas”, no pagan impuestos; que los insumos y servicios que demandarán, incluyendo la energía, son de origen internacional; que tampoco requerirán servicios portuarios porque las plantas tienen sus propias terminales portuarias. En suma, que no alimentarán otras industrias de valor agregado para el país y, por lo tanto, “no existirán encadenamientos y dinamismos significativos” que contribuyan a dinamizar otros sectores productivos.
[11] Por último, las utilidades serán, como suele suceder, transferidas a paraísos fiscales o sitios más seguros que los del tercer mundo.

Profundizar el modelo neoliberal

“El futuro de las plantas de celulosa está en Asia, Sudamérica y probablemente Rusia,” comentó a principios de año el director general de Stora Enso, empresa que tiene plantaciones de eucaliptos en el tercer mundo y también plantas de celulosa.
[12] Todo indica que esa apreciación es correcta. Mientras en los países escandinavos, por ejemplo, los salarios y los impuestos son altos y las restricciones ambientales severas, en el tercer mundo muchos países se han convertido en “paraísos forestales” que ofrecen muchas facilidades y escasos obstáculos al negocio papelero. Pero así como en los países del Norte los ambientalistas han jugado un papel destacado a la hora de imponer restricciones a la contaminación de la industria, en el Sur están naciendo movimientos que empiezan a cuestionar el modelo forestal.
En Brasil, la sueca Stora Enso, asociada con la brasileña Veracruz en la firma Veracel, desplazó a miles de campesinos y a 37 de los 40 pueblos indígenas de la zona, al comprar miles de hectáreas en el nordeste pobre y rural. En setiembre de 2004, el Movimiento Sin Tierra ocupó terrenos de Veracel, talaron bosques de eucaliptos y plantaron frijoles para mostrar que esos terrenos son aptos para la agricultura. Es la opción de los desplazados por el modelo para no verse expropiados de sus medios de sobrevivencia.
El gobierno uruguayo se apresta a recibir más inversiones vinculadas a la celulosa, como acaba de señalar el ministro de Industria luego de la reciente Cumbre de las Naciones Unidas en Nueva York. En efecto, la firma estadounidense Weyerhaeuser, que ya posee 130.000 hectáreas forestadas, piensa invertir hasta 1.000 millones de dólares en la ampliación de sus negocios en Uruguay. Sólo la finlandesa Bornia producirá en 2007 un millón de toneladas, una cifra que supera la producción anual de las 60 plantas de celulosa existentes en Argentina.
[13]
A fines de enero, en el Foro Social Mundial celebrado en Porto Alegre, Galeano y el premio Nóbel de la Paz, el argentino Adolfo Pérez Esquivel, encabezaron una carta colectiva dirigida a Tabaré Vázquez en la que afirmaban que el modelo de monocultivo forestal “ha profundizado la exclusión social, la concentración y extranjerización de la tierra y la degradación del ambiente.” Agregaban que la construcción de las fábricas de celulosa consolidará ese modelo y “desplazará fuentes de trabajo locales en los sectores agropecuario, turístico y de la pesca, así como también impactará sobre la salud de la población local uruguaya y argentina”. Aunque parezca una ironía, tal vez los gobiernos progresistas –que fueron elegidos para salir del modelo neoliberal, que ha sido deslegitimado por la protesta social- sean los encargados de profundizarlo, como parece demostrarlo la política forestal, por lo menos en Uruguay. Uno de los dramas que enfrenta el movimiento social es su enorme soledad. Ante la falta de empleo, la población tiende a apoyar la instalación de cualquier fuente de trabajo sin importar demasiado las consecuencias a medio plazo. Además, y este punto es especialmente delicado, la llegada de nuevos gobiernos sensibles a los problemas de la gente, crea más y más dificultades a movimientos pequeños y de arraigo local.
Hasta ahora, como señala Greenpeace, “los gobiernos de ambos países prefirieron apostar a que la polémica se diluyera y bajara su intensidad. Ésa parece ser la política ambiental más popular: apostar a que la gente no se entere o no se movilice.”
[14] Pero a fines de abril, unos 40.000 uruguayos y argentinos protagonizaron la mayor movilización contra las papeleras: un “abrazo” que unió las dos márgenes del río Uruguay en el puente que une la localidad de Gualeguaychú y la de Fray Bentos, a poca distancia del emplazamiento de las papeleras. Al parecer, éste es el único lenguaje que entienden los gobiernos, tanto los de derecha como los progresistas.
* Raúl Zibechi es miembro del Consejo de Redacción del semanario Brecha de Montevideo, docente e investigador sobre movimientos sociales en la Multiversidad Franciscana de América Latina, y asesor a varios grupos sociales. Es colaborador mensual con el IRC Programa de las Américas www.ircamericas.org. – Publicado en Programa de las Américas del International Relations Center (IRC)

Recursos
Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú (Argentina):
www.noalapapelera.com.ar
Brecha , “Uruguay país forestal: Un modelo en rojo”, Claves de Brecha, 19 de noviembre de 2004, en www.brecha.com.uy
CLAES (Centro Latino Americano de Ecología Social):
www.ambiental.net/claes/
Greenpeace Argentina:
www.greenpeace.org.uy
Grupo Guayubirá:
www.guayubira.org.uy
Movimiento Mundial por los Bosques:
www.wrm.org.uy
REDES-Amigos de la Tierra:
www.redes.org.uy
UITA (Unión Internacional de Trabajadores):
www.rel-uita.org

Sitios gubernamentales:
División Nacional de Medio Ambiente (DINAMA):
www.dinama.gub.uy
Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA):
www.mvotma.gub.uy

Referencias
Su nombre completo es Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.
Búsqueda, 15 de setiembre de 2005, p. 112.
Brecha, 19 de noviembre de 2004.
Carlos Amorin, “Trabajo esclavo en las plantaciones forestales”, en www.brecha.com.uy
Grupo Guayubirá, “Comunicado de prensa, 5 de mayo de 2005″, en www.guayubira.org.uy
“Chile: forestación y celulosa generan pobreza e indigencia”, en www.wrm.org.uy
Grupo Guayubirá: “Trabajo forestal: algo ha empezado a cambiar”, en www.guayubira.org.uy
Carlos Amorin, “¿Quién necesita a Botnia?”, en www.brecha.com.uy
Greenpeace Argentina: “Plantas de celulosa sobre el río Uruguay. Nueva amenaza de una industria sucia”, en www.greenpeace.org.ar
Sergio Israel, “Visiones del desarrollo”, en www.brecha.com.uy
Carlos Pérez Arrarte, “¿Cuánto valor agregado suman a la vida nacional”, en www.brecha.com.uy
Albérico Lecchini, “Un futuro latinoamericano”, en www.brecha.com.uy
Paula Bustamante, “Las papeleras plantean un dilema a América del Sur”, AFP, 8 de setiembre de 2005.
www.greenpeace.org.ar

CUENCA MATANZA – RIACHUELO: UNA VERGÜENZA NACIONAL

 

Asociación de Vecinos La Boca

 

CUADRO DE SITUACIÓN A CORREGIR:

  • Hoy induce el doble de fallecimientos de niños en los partidos de la Cuenca en la Pcia de Buenos Aires y en los barrios de La Boca, Barracas y Villa Lugano de Capital Federal respecto del promedio de toda la Ciudad de Buenos Aires.

  • No tiene agua, tiene cualquier otra cosa, lejísimo está de satisfacer cualquier requisito para serlo.

  • Sus “aguas” producen burbujas de gases venenosos.

  • La Cuenca posee más de 100 basurales en la Pcia. de Buenos Aires y 10 en la Cdad. de Buenos Aires.

  • 55% de su población carece de cloacas y el 35% de agua potable, posee 12 asentamientos con 500.000 habitantes sin servicio de recolección domiciliaria.

  • Los pozos ciegos, el lixiviado de los basurales,  más el Riachuelo contaminan las napas freáticas de donde gran parte de la población saca el agua para beber. Las granjas y huertas del lugar permiten que vía cadena alimentaria también nos contaminemos.

  • Un “río” con 8500 toneladas de hierro – chatarra. 67 barcos inactivos y abandonados, 17 cascos hundidos y 4.000.000 de metros cúbicos de barro contaminado con desperdicios orgánicos e inorgánicos volcados por industrias y desagües cloacales.

  • Solo el 3% de las industrias contaminantes tienen instalado procesos de depuración.

  • En el Río de la Plata existen importantes tomas de agua para potabilizar, muy cerca de la desembocadura del Riachuelo, agua que luego abastece a toda la Ciudad de Buenos Aires y a gran parte de la Pcia. de Buenos Aires.

  • El “río” recibe 125.000 metros cúbicos diarios de efluentes industriales a través de conductos cloacales y pluviales y 375.000 metros cúbicos de aguas servidas por día. ES UNA CLOACA A CIELO ABIERTO.

  • 65 empresas son las responsables del 90% de la contaminación NO biodegradable del “río”.

  • Su contaminación produce daños neurológicos, renales, gastroenterológicos, neumonológicos, oftalmológicos, dermatológicos, cánceres, malformaciones, etc, quitando expectativa de vida. En el sur de la Ciudad de Buenos Aires, conviven en el ambiente 70 sustancias químicas puras contaminantes causantes de distintas enfermedades.

  • Muchos vecinos de la Cuenca mueren de lo mismo de lo que viven.

  • Un importante accidente ígneo en el Polo Petroquímico Dock Sud, haría desaparecer la Ciudad de Avellaneda y parte de la Ciudad de Buenos Aires.

  • El agua y el aire, fuentes y sustento de vida, al contaminarse, se han transformado en los criminales más peligrosos del planeta: matan 27.000 personas todos los días.

  • 7.000.000 de personas mueren cada año en el mundo por enfermedades causadas por las aguas contaminadas. 

  • El 30% de la mortalidad infantil tiene origen en enfermedades hídricas, evitables con el abastecimiento de agua segura. EL AGUA POTABLE SALVA MAS VIDA QUE LAS VACUNAS.

  • La ONU señala que el 80% de las muertes en los países en vía de desarrollo derivan del consumo del agua no potable y de la falta de sistemas de saneamiento.

  • 6.000 niños mueren a diario en el mundo de alguna enfermedad relacionada con el consumo de agua no potable y con las malas condiciones sanitarias. UN NIÑO CADA 14 SEGUNDOS.

  • 3.000.000 de personas mueren en el mundo, cada año, por respirar aire contaminado.

  • En la Cuenca Matanza – Riachuelo debería respetarse la declaración de zona de emergencia sanitaria – ambiental.

  • Esta situación afecta a los 5.000.000 de personas que habitamos la Cuenca, no realizar las obras de saneamiento es un crimen y un acto suicida y configura delito de violación de los deberes de funcionario público. Existen muchos funcionarios funcionales a la “matanza del Riachuelo”. 

PROPONEMOS:

  • Que nuestros funcionarios hagan cumplir las leyes vigentes para dejar de contaminar. Iniciar ya mismo un plan de vertido cero.

  • Proveer a la temática el rango de “POLÍTICA DE ESTADO” por acuerdo entre todas las jurisdicciones competentes.

  • Creación de una autoridad de Cuenca centralizando el poder de policía y con partidas presupuestarias propias.

  • Concebir la Cuenca Matanza – Riachuelo como eje vertebrador de gran potencialidad para el área metropolitana de Buenos Aires.

  • Lograr la continuidad de la vialidad ribereña en ambas márgenes.

  • Desafectación progresiva del Polo Petroquímico Dock Sud.

  • Prisión efectiva para los presidentes de las empresas contaminantes y para los funcionas que detentando poder de policía en la Cuenca, no lo ejercieren. 

La remediación de la Cuenca rápidamente generaría enormes fuentes de TRABAJO, elevando el nivel de SEGURIDAD de todo el sur capitalino y conurbano bonaerense, agregando una excelente repercusión en la SALUD de la población ribereña. Si a esto sumamos la construcción de nuevas VIVIENDAS y sus SERVICIOS SANITARIOS más una INDUSTRIA LIMPIA, repotenciaríamos positivamente la vida de la región, en un lapso muy breve. 

BASTA DE CONTAMINAR *** ¡ ¡ ¡ SANEAMIENTO YA ! ! ! 

AGUA, AIRE Y TIERRA LIMPIA PARA TODOS 

Necesitamos la adhesión y colaboración de toda la sociedad 

Asociación de Vecinos La Boca

4361-9687           43016313 / 4014

W. Villafañe 454 – Cdad. de Buenos Aires. Argentina

asocveclaboca@speedy.com.ar

asociacionvecinoslaboca@speedy.com.ar

www.avelaboca.org.ar